BODEGA

Si bien la Bodega fue fundada en 1953, muchos siglos de historia contemplan estas tierras como zona de cultivo de la vid. 

Se tienen noticias del Señorío de Sarría desde la Edad Media, a través de crónicas de la época, en las que consta que el Señor de Sarría acompañó al Rey Sancho El Fuerte en la batalla de las Navas de Tolosa (1212). Siglos más tarde, en el s. XVI, la historia del Señorío y de Navarra se entrelaza aún más, ya que el entonces Señor de Sarría (Juan de Azpilicueta), hermano de San Francisco Javier (actual patrón de Navarra), sufragó los estudios de éste en París, mediante las rentas obtenidas de la explotación ganadera y agrícola de esta finca. Todavía hoy se conserva el manuscrito en el que San Francisco Javier agradece a su hermano esta ayuda.

Y fue muchos años después, en 1953, cuando el reconocido empresario navarro Don Félix Huarte compró el Señorío, realizó las nuevas plantaciones de viñedo y  construyó la Bodega, empezando a elaborar y comercializar vinos bajo la marca Señorío de Sarría. 

Posteriormente, en 1981, la Bodega se desligó de la familia Huarte e inició una nueva etapa, que tuvo un importante reimpulso en el año 2001, comenzando un nuevo y ambicioso proyecto de renovación de instalaciones y viñedo, con el objeto de situarse a la vanguardia del mercado nacional e internacional.

Ubicada en Puente La Reina, en pleno corazón del Camino de Santiago, Señorío de Sarría se encuentra en una zona que ofrece unas condiciones inmejorables de clima y suelo, lo que permite la elaboración de una gama de vinos de la máxima calidad.